Las cortinas como elemento decorativo en espacios interiores

Las cortinas desde siempre han cumplido un papel esencial que permiten regular el ingreso de luz a la estancia y les dan privacidad evitando que sean objeto de miradas desde el exterior; se adaptan perfectamente a cualquier estilo de interiorismo, ya que se pueden encontrar en una gran variedad de estilos, materiales textiles y colores.

En el mercado actual hay una gran variedad de telas que ofrecen mayor o menor resistencia a la acción de los rayos solares, de esta capacidad dependerá en gran medida su durabilidad, ya que la exposición continua a la luz solar hace que los textiles pierdan su color original y se vuelvan opacos. Cuando esto ocurre es necesario cambiar la cortina para que no desentone con la decoración.

La selección de la tela es un aspecto vital a la hora de confeccionar un juego de cortinas, si bien hay una gran variedad de telas, no todas son adecuadas para la fabricación de cortinas, por ello es necesario contar con la asesoría de expertos para seleccionar el tipo de tela adecuada a las características de la cortina y el uso que tendrá.

El diseño de la tela y el color es otro aspecto a considerar, ya que la cortina es un elemento decorativo que debe combinar con todos los elementos presentes en la habitación como muebles y alfombras, así como también con el color de las paredes.

Las cortinas se pueden utilizar abiertas para hacer sobresaltar la decoración de la estancia, ya que permite mayor luz y nos invita apreciar la vista exterior. Cuando se utiliza cerrada da más intimidad a la estancia y le aporta color.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *